Le agarra el pepino al abuelo.

Carmen corrió con los gastos del funeral de su padre adoptivo, pero ahora exige que Rosa le devuelva los 15,000 dólares, pues ella disfrutó de todo el dinero del difunto, y como dice un dicho, todo lo que pasa antes de que uno pierda la vida es lo que cuenta.

Carmen está demandando a la señora Rosa. Pero según la demandante, la que disfruto de todo el dinero y de todas las cosas, fue ella, lo que quiere es su dinero devuelta, ya que ella no se considera hija del difunto, sino que solo la adoptaron.

Rosa que es la demandada, era, según dice ella, la hija del difunto, la cual se vio envuelta en la situación, y alega que Carmen le ha hecho la vida imposible.

La situación se complica cuando vienen testigos y dicen que el viejo era un degenerado, y hacía muchísimas cosas pervertidas, Incluso tenía una vecina a quien la mantiene y le compraba de todo.

Dentro de todos los testigos vienen algunos que son familiares y vecinos, creando una guerra en pleno juzgado, llevando a la doctora Polo a los límites de la paciencia y creando esto una situación en la cual se tenia que llega a una conclusión. MIRA EL VIDEO PARA QUE VEAS COMO ACABA EL CASO: